El que sabe, sabe


Dice el refrán que la mujer del César no sólo tiene que serlo sino además parecerlo. Pues eso parece que pasa con las aficiones: no basta con saber mucho de algo, además tiene que enterarse todo el mundo.

¿No os pasa algunas veces que estáis en un grupo de gente y todo el mundo parece estar puestísimo de un tema? Que si música, que si cine, que si jazz, que si arte, que si deportes de riesgo… yo, que sólo domino las bellotas y las ofertas de Internet siempre me quedo callado sin poder meter baza. Así que hoy me he levantado y he pensado: ¡Basta ya! A partir de ahora voy a ser un experto en cualquier cosa. O por lo menos parecerlo.

68997 137540662964891 115147078537583 216776 1362950 n El que sabe, sabe

Pie de foto: ¡Hay que saber de todo!

En serio, gracias a Internet el que no se tira el rollo sobre cualquier cosa es porque no quiere. Hoy todo el mundo cuenta sus aficiones hasta el detalle más nimio, como por ejemplo en esta web, Comer Japonés, donde todo el mundo está flipado con los platos nipones. Hasta te dan una serie de consejos para poder chulearte de lo mucho que sabes de sushi, desde como presentarlo hasta como comerlo.

72495 137540679631556 115147078537583 216777 28262 n El que sabe, sabe

Pie de foto: ¿Quién ha dicho que el sushi y el cerdo son incompatible?.

Buscando por la red he encontrado manuales para hacerse el listillo de casi todo. Por ejemplo este con frases para fingir que entiendes de fútbol cuando en realidad no te interesa ni un poquito. Algunas son buenísimas, como “Pocos equipos han merecido más ganar un Mundial que Hungría en el 54” o “Brasil se europeizó para ganar tras el 86”. O esta guía maravillosa para dártelas de entendido en música, con frases como “es imposible comprender el panorama actual desconociendo las raíces” o “Bob (Dylan) jamás fue el mismo después de su accidente de moto“.

Así que ya lo sabéis: para evitar plastas que os den la brasa con lo listos que son o para chulearse un rato, siempre conviene fingirse experto en todo, jejeje. Menos en una cosa. Nunca, nunca, nunca digas a nadie que eres experto en informática. ¡Aunque sea verdad!




Comentar